El diseño estratégico en época de crisis

Diseño de Adrián PieriniAdrián Pierini vuelve a la carga con otro emocionante artículo en el que nos explica cómo marketing y estética se fusionan para fomentar el consumo.

Un escenario de caos y confusión. Compañías de gran importancia económica caen, lo que era seguro hoy es inestable, y nadie garantiza que las soluciones planteadas ayuden. Que este fenómeno se haya globalizado lo vuelve aún más inquietante. Si todo está tan mal, ¿los diseñadores gráficos y publicistas serán fuertemente tocados por el trágico coletazo de la crisis? No, todo lo contrario. La situación es global, es imposible esconderse. La única solución será enfrentar el problema de manera masiva, reforzando los flancos débiles e intentando fortalecer la totalidad del mercado.

La comunicación, el diseño, y toda actividad tendiente a calmar a los consumidores será potenciada. Diseñadores o publicitarios asumen el desafío de interpretar las necesidades del cliente para lograr, con una comunicación eficaz basada en estética y contenido, soluciones que depuren los valores fundamentales, y reorientarlos hacia el mercado para fortalecer los cimientos corporativos. Lo emocional estará subordinado a lo práctico, con el objetivo puntual de AFIANZAR VÍNCULOS Y VENDER.

El diseño de packaging como antídoto para enfrentar
el difícil panorama anunciado.

Potenciar las ventas exige aunar esfuerzos, focalizar los mensajes, darles un sustento creíble, y dirigirlos a un mercado de mayor masividad que compense la baja producida en la adquisición de productos de nicho. El diseño de packaging se convierte en portavoz de esa nueva realidad a través de la búsqueda de estéticas que refuercen el imaginario de calidad y confiabilidad; los layouts post crisis se tornan directos con la intención de facilitar el acceso a un público que se pretende que sea diverso. Marketing y diseño han comprendido que el mejor modo de seducir al consumidor es buscar en las marcas el valor subyacente, y exponerlo desde la gráfica clarificando el beneficio a ofrecer y tornándolo deseable.

Un caso interesante dentro de este contexto lo constituyen los denominados productos funcionales (como los yogures que bajan el colesterol, los cereales fortalecidos con hierro y vitaminas, o los productos de higiene que protegen la piel), los cuales han redirigido su blanco hacia aquellas necesidades básicas como la salud o el bienestar, sabiendo que el consumidor los priorizará por sobre su bolsillo. Es un ejemplo de cómo un producto sustentado por un uso elemental se recrea conceptualmente, para poder seducir y enfrentar la nueva realidad global. Los lanzamientos buscan más que una imagen renovada; el objetivo es fortalecer el vínculo con su target, a través de diseños fuertes, directos, cercanos al mundo del consumidor y que transmitan que aún en esta nueva realidad, son necesarios.

El mercado busca, a través de poderosos sustentos racionales, combinar estrategias y estéticas más rupturistas dando origen a layouts innovadores, nuevos formatos de hardware, diseños retenibles y diferenciadores, y la creciente utilización de líneas ergonómicas (tanto en la gráfica como en desarrollos industriales) como manifestación tangible de ese imaginario de consumo ideal y específico.

La estética visual en el nuevo contexto macroeconómico se transforma en la vidriera de la propia situación económica y
emocional del consumidor.

Los objetos se transforman en portadores de mensajes subyacentes, y aún más en épocas de crisis. Los fabricantes de productos líderes lo saben, por lo que no les conviene reducir notablemente el precio de sus productos, ya que eso sería jugar con la escala de valoración de su target, que puede ser muy riesgoso.

El diseño se suma a las estrategias comerciales y
cobra un rol fundamental.

El diseño y la publicidad se vuelven fundamentales en épocas de crisis.

No se puede generar en el consumidor dudas sobre las características del objeto ofrecido. Si un jabón posee enzimas limpiadoras y ese diferencial es el principal argumento de venta, entonces no puede cometerse el error de dejar que sea el cliente el que lo decodifique a lo largo del tiempo. El mensaje visual debe ser absolutamente explícito, directo, claro. El buen diseño, que se ejecuta de manera profesional, es casi indispensable. Sólo los comunicadores mejor posicionados podrán salir a flote.

Entendiendo el diseño y la publicidad como un recurso, encontrando el rol de los comunicadores en un contexto complejo.

Este nuevo escenario apuesta a la creatividad con “mayúscula” para crear y dirigir mensajes vinculantes con el target. Debemos entender nuestro rol tan relevante.

Nuestro trabajo sintetiza esfuerzos de distintas ramas del proceso productivo, y es nuestra responsabilidad que se manifieste del modo correcto. En épocas de crisis el consumidor saca su aspecto más racional, se debe hacer más esfuerzo para generar un plan comunicacional efectivo. Podemos desesperarnos o generar salidas comerciales más inteligentes; el camino que elijamos determinará el futuro de nuestras profesiones.

La fotografía muestra un diseño de envase de Adrián Pierini.

4 respuestas a «El diseño estratégico en época de crisis»

  1. Lógicamente, como parte de un todo, el diseño puede aportar valores y referencias que ayuden a superar la crisis incentivando el consumo, o por lo menos la elección.

  2. pienso que el matrimonio entre diseño y marketing ha de tener una sólida base de comunicación y entendimiento si no no funcionará y como en todos los matrimonios sin esa base, en tiempos de crisis… la cosa irá a peor y cada uno responsabilizará al otro del fracaso. Han de ser dos partes no mirándose de frente sino mirando en una misma dirección, así sí se consigue el éxito publicitario. Un saludo

  3. Mas que nunca hay que engatusar a los consumidores, y para ello, las grandes marcas, tratan de poner en valor, las virtudes de los productos que ofrecen, utilizando una de las herramientas mas potentes: el diseño como estrategia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.