5

Entre el spam y la pared (y los registros SPF)

Lata de Spam

Lata de SpamLos que nos dedicamos a realizar campañas de e-mail marketing, desde pymes o micro-empresas, cada día lo tenemos más difícil.  Si es cierto que no es de buena educación molestar al vecino con propaganda no solicitada, no es menos cierto que las campañas de las pequeñas empresas no suelen ser muy agresivas.  En nuestro caso, a través de un humilde boletín, intentamos fidelizar a los posibles clientes y, porqué no, ejercer cierta labor pastoral en los temas de comunicación y diseño.

El hecho es que primero tenemos que lidiar con la Ley Organica de Protección de Datos (LOPD) y sus amenazantes sanciones, que normalmente no llegan a los culpables del verdadero spam, localizados, o más bien ilocalizados,  en verdaderos paraísos de la red, donde nunca han oído hablar de la palabra multa. Esta ley, además, se ha convertido casi en un nuevo impuesto, dado que obliga a la mayoría de las empresas a contratar a una firma asesora para que le organice y le guapee sus bases de datos.

Una vez cumplidos estos requisitos legales, para poder enviarles un correo a nuestros clientes de toda la vida, debemos además enfrentarnos a todo tipo de problemas técnicos, como las limitaciones de algunos lectores de correo, como Outlook o la mayoría de los webmails,  Gmail o hotmail, por citar los más conocidos, que se niegan a adaptarse a los nuevos tiempos, y leer correctamente los estándares del lenguaje html.

Si podemos vencer estas pequeñas barreras técnicas, todavía nos queda otro paso a superar, que son los famosos filtros anti-spam mal definidos y los sistemas de alertas mediante listas negras que utilizan algunos servidores.

Entre las empresas que regentan dichas webs antispam, las hay de todo tipo, desde las bienintencionadas y decentes, hasta las que rozan lo ilegal y que, si te detectan, te envían un e-mail a tu correo (este no lo califican de spam), pidiéndote una módica cantidad por sacarte de su lista. Vamos, extorsión pura y dura de toda la vida.

Los últimos avances en seguridad anti-spam se centran en la autentificación y autorización de los servidores desde donde se desarrolla  el envío. Esto quiere decir que si tu página web de referencia está alojada en un servidor y un dominio determinado, y tu envío se realiza desde otro servidor con otro dominio, tendrás muchas posibilidades que sea calificado de spam, por los robots anti-spam del receptor.

Aquí es donde entran los registros SPF. La solución pasa por crear un registro en el DNS de nuestro dominio, en el que autoricemos a otros servidores externos a realizar envíos con enlaces a nuestra página web, para que estos envíos no sean calificados de spam. Además, crear un registro de este tipo nos protege de que alguien envíe e-mails falsos en nuestro nombre.

Primero tenemos que tener acceso al registro DNS de nuestro dominio, si no lo tenemos, tendremos que solicitar a la empresa de hosting que nos haga el servicio (lo cual a la larga, si es posible, es lo más sencillo)

Una vez entramos en el registro de DNS, tendremos que añadir un registro nuevo, del tipo TXT, en el que le digamos que, aparte de nuestro dominio, hay otros dominios autorizados a enviar e-mails. Un texto sencillo de un registro podría ser el siguiente:

“v=spf1 mx:mx1.midominio.com include:otrodominio.es include:otrodominio.org include:otrodominio.net ~all”

Una vez validado, en principio estaremos a salvo de este tipo de aviso de spam. Existen además servicios externos que nos ayudan (o nos confunden más) a crear este tipo de registro, como las siguientes herramientas:

Y por si no os habéis enterado bien con mi explicación os dejo aquí unos enlaces, en los que bloguer@s más listos que yo os lo explican un poco más detenidamente:

La verdad es que el e-mail puede ser el medio más barato y eficaz de comunicación y de fidelización de clientes, pero como siempre, parece que las barreras están pensadas para que los pequeños no podamos utilizar este medio, mientras que las grandes empresas tiene a su alcance todo tipo de facilidades para saltárselas.

Buena suerte y, sino, ya sabéis, a volver a pegar sellos.

Os tengo que dejar, creo que tengo una enésima llamada de Plastafone, para venderme algo….

Etiquetas:  , ,

5 respuestas a Entre el spam y la pared (y los registros SPF)

  • WEBMIX  dice:

    tienes razon, buen articulo hay que cuidar de no hacer spam. por que ahora las cosas estan que uff estan bloqueando las ip si empiezas hacer spam

    saludos desde mexico

  • Matias  dice:

    Estimado yo hace 7 años que me dedico al email marketing, en principio comence para uso personal en mis empresas, pero luego comercialice el servicio a la gente que empezo a solicitarmelo para luego terminar creando una empresa dedicada a esto.
    desde ese tiempo ha cambiado mucho la manera de trabajar antes lo haciamos con un localhost a traves de los dns de mis proveedores de internet para terminar ahora con servidores dedicados con varias ips y sistemas de envios adaptados a esta nueva generacion de robots antispam que dia a dia imposibilitan el buen envio y llegada de los news. Rogando que ninguna ip luego de los envios caiga en lista negra ya que es muy costoso en tiempo y en algunos casos en dinero, limpiarlas de las famosas blacklists.
    Al dia de hoy mas alla de agregar SPF y otras herramientas, no he encontrado la forma de trabajar 100% seguro.
    Estimo que con el pasar del tiempo este rubro al que nos dedicamos perdera fuerza, es por eso que tendremos que encontrar formas y medios diferentes de enviar publicidad a travez de la red, Cual? no se. Sigo en esa busqueda.
    Le mando un abrazo, queria compartir un poco de mi experiencia en esto.
    Saludos!!!

  • Jordi Vinaixa  dice:

    Gracias por tu aportación, en este tema, a veces la experiencia es la mejor consejera.

  • Jhon Edison  dice:

    Interesante, ahora si me ha quedado claro que son los SPF, son una autentificación entre dominio y servidor, de esta manera comunicarle a los receptores que son los mismo ip y dominio y que otros servidores están autorizados a realizar dichos envíos.

    Slds.

  • Jordi  dice:

    @Jhon Edison Creo que lo has definido perfectamente. Digamos que es una autorización que damos a otros dominios para enviar e-mails en nuestro nombre. Un saludo

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.