El futuro (de juguete) ya está aquí

Mars Attack robotEstá claro que los cacharros tecnológicos (gadgets que les llaman por otros lares) son la espuma de la tecnología. Son lo primero que nos llama la atención y, muchas veces aparecen como la punta del iceberg de tendencias que pueden, o no, consolidarse.

Este futuro de juguete es más amable que el que nos espera de verdad. Son los caramelos de ese tercer mundo globalizado al que nos acercamos a pasos agigantados.

Y como caramelos, disfrutemos de ellos si podemos, como los que se han presentado en la Toy Fair 2013 celebrada este mes en Nueva York, algunos de los cuales nos describen en Gizmología, como el Futuro Cube, una especie de cubo de Rubick interactivo con varios juegos, epuzzles e incluso aplicaciones musicales. También destaca el PowerUp, que permite convertir un avión de papel en uno teledirigido controlado por un smartphone. Como es algo curioso, os dejo el video:

Es también destacable los desarrollos en el campo de los robots, como el RoboMe de WowWee, que incorpora un Iphone como cabeza y que se puede controlar desde el mismo o desde otro aparato, por control remoto. O el juego de lucha robótica Cloudrobot de tttech, que se controla como un videojuego, pero que transfiere sus órdenes a dos robos reales que pelean en un cuadrilátero. Lo explican en el siguiente video:

Por último en este apartado destaca el juego de elementos constructivos de LittleBits, que según ellos mismos definen es una librería opensource de módulos electrónicos que se acoplan entre ellos mediante imanes y permiten la construcción de prototipos, el aprendizaje o la simple diversión. Es como un sistema tipo Arduino, pero en el que no necesitamos soldar ni crear circuitos, sino solo acoplar los diferentes elementos para construir una máquina electrónica que funcione. Como el tema es curioso, también os dejo otro video:

Ya fuera de la feria, pero igualmente reseñable es la nueva bicicleta sin pedales presentada por la empresa española Electric Mobility Company. llamada Xkuty One y que destaca por su diseño innovador, ya que el motor se incorpora en la rueda trasera (solución ya propuesta por el proyecto Copenhagen Wheel de hace unos años), con lo que el invento no necesita ni cadena, ni los consiguientes pedales. Muchos podrán decir que lo mismo es una bicicleta que una moto eléctrica, pero ello no le resta interés. Para no ser menos, también hay video de la compañía:

No sé si todos estos desarrollos nos llevarán a un futuro mejor, pero al menos no lo empeoran ¿no?

*La imagen de la cabecera  del artículo es una creación original y limitada de la casa Plaseebo,  denominada «Mars Attack Misfit Robot» diseñada por Bob Conge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.